Servicios médicos

Escisión de la fístula rectal

La escisión de la fístula rectal es el único formato efectivo de asistencia a las víctimas de una enfermedad tan grave. Ningún tratamiento alternativo puede proporcionar una garantía igualmente alta de la efectividad de un resultado positivo. Esto lo confirman las revisiones de pacientes que se esforzaron hasta el final, tratando de ayudarse a sí mismos atrayendo remedios caseros. Los médicos insisten en que con un diagnóstico confirmado es imposible retrasar por mucho tiempo la neutralización de la fístula, ya que crece rápidamente de tamaño. Cuanto mayor sea el diámetro, más difícil será la operación. También tendrá que aceptar el hecho de que la recuperación llevará un período bastante largo.

La fístula con localización en el recto es un agujero en la pared intestinal. Continúa moviéndose en los tejidos blandos, terminando con una salida. A menudo, la salida está en la piel del perineo, lo que agrega molestias a la víctima.

La principal dificultad para la víctima de dicha educación es el paso del contenido fecal al camino fistuloso. Cuanto mayor sea el diámetro del orificio problemático, más intensos fluirán los productos de desecho del paciente, irritando los tejidos circundantes.

Clasificación de la fístula

Antes de enviar a la sala a hacer la escisión, el médico debe comprender qué tipo de formato de fístula se lleva a cabo en cada caso en particular. Esto permitirá elegir el tipo óptimo de atención, así como acelerar el período postoperatorio en el futuro.

Según las estadísticas, las fístulas anales representan aproximadamente una cuarta parte de todas las enfermedades proctológicas. La mayoría de las formaciones de este tipo son una consecuencia lógica del flujo de paraproctitis aguda. Debido al hecho de que un tercio de los pacientes con estas dolencias no buscan la ayuda de un médico a tiempo, su historial médico termina con varias complicaciones, incluida la formación de agujeros pasantes o incluso la muerte.

Cuando el absceso ingresa a la etapa aguda, se abrirá por sí solo sin intervención quirúrgica, dañando la integridad del tejido peri-rectal. Pero solo en esta situación, una persona se convertirá en víctima de una fístula externa o de su otra variedad.

A veces se les pide a los pacientes que prescindan de métodos radicales, prefiriendo una intervención alternativa. Proporciona solo la apertura del absceso mismo, para liberar los contenidos peligrosos acumulados del "saco purulento". Pero este enfoque no prevé la neutralización del curso purulento en sí mismo, debido a que el riesgo de recaída aumenta al 50%. Esto significa que la herida después de la primera apertura será un buen ambiente para la acumulación de los contenidos que amenazan los tejidos sanos.

Incluso una escisión láser completa no siempre ofrece una garantía del cien por ciento de un resultado exitoso. Entonces, aproximadamente el 10% de todos los casos clínicos de eliminación exitosa de la fístula primaria amenaza con transformarse en una forma crónica de la enfermedad. Con el fin de reducir el porcentaje de probabilidad de una complicación tan grave, los médicos recomiendan registrar inmediatamente una consulta con un proctólogo cuando tengan síntomas en sí mismos.

Un poco menos provocadores para el crecimiento del agujero son las siguientes patologías:

  • colitis ulcerosa crónica;
  • cáncer rectal
  • Enfermedad de Crohn.

Para facilitar el diagnóstico, los expertos han formado su propia clasificación fistulosa.

Se basa en los siguientes tipos de anomalías especificadas:

  1. Completa Incluye dos agujeros que se localizan en la pared intestinal y en la piel.
  2. Incompleto Tiene solo una salida: interna o externa.
  3. Simple Proporciona un solo movimiento.
  4. Difícil Se basa en varios movimientos, que incluyen muchas ramas.

El precio del tratamiento depende de qué versión del diagnóstico se encontró en la víctima. Además, la política de precios puede afectar el formato del agujero, que se basa en la ubicación en relación con el esfínter.

Hay tres categorías en total:

  • Intrasphincteric, que intersecta solo una parte de las fibras de la parte externa del órgano;
  • transsphytic, que cruza todo el esfínter;
  • Extrasfinocular, que pasa fuera del esfínter.

La última clase suele tener una base tan alta que provoca la formación de fístulas complejas de múltiples vías. Luchar contra ellos es lo más difícil.

Decisión táctica

Prácticamente todos los hospitales privados ofrecen varias versiones de terapia, dependiendo de varios factores, que van desde la capacidad financiera del paciente hasta indicaciones médicas específicas.

Si, incluso después de establecer el diagnóstico final, continuar tratando de ayudarse a sí mismo, esto solo agravará el cuadro clínico, empeorando el estado general de salud. Dado que los bultos en la luz salen regularmente, infecta constantemente el tejido blando sin protección circundante. Debido a esto, el proceso inflamatorio pasa a la fase crónica.

Además de las heces a través del orificio secretado moco, pus, icor. En conjunto, esto es un gran inconveniente para el paciente, lo que le obliga a usar toallas sanitarias. Una complicación adicional es el olor desagradable que confunde a la víctima y lo obliga a restringir su vida social.

Después de un tiempo, mientras ignora los síntomas alarmantes, una persona definitivamente se enfrentará a una inmunidad debilitada, que se convertirá en una luz verde para la entrada de otras infecciones.

Entonces una fístula causa:

  • proctitis
  • proctosigmoiditis;
  • colpitis, que es característica de las mujeres con genitales afectados.

El fracaso prolongado en la prestación de asistencia actúa como un garante de la formación de un esfínter de tejido cicatricial en lugar de fibras normales. No solo duele esa cicatriz, sino que también conduce al fracaso de la prensa anal. Esto se incluye en el "hábito" del esfínter, y la persona deja de controlar no solo la salida de gases, sino también las heces.

En el contexto de lo anterior, el paciente registra regularmente una exacerbación de la paraproctitis crónica, que conlleva dolor intenso, fiebre, signos de intoxicación y aumento de la temperatura corporal. Con tal escenario de desarrollo, solo una operación de emergencia ayudará.

La actitud de Devil-May-Care hacia la propia salud termina con el hecho de que la enfermedad fluye suavemente hacia una neoplasia oncológica maligna con metástasis de rápida propagación.

Aquí no se puede esperar que todo pase solo. La fístula crónica se caracteriza por una cavidad de tejido, que está "sostenida" por todos lados por cicatrices. Para deshacerse de él, debe eliminar la capa problemática de un tejido sano. La ayuda en esto solo puede extirpar con láser o una variante similar del corte de la lesión.

Etapa preparatoria

Para que el procedimiento sea exitoso, el paciente deberá seguir estrictamente las instrucciones para una preparación adecuada. Como tal intervención se llama planificada, todos tendrán tiempo para prepararse para ella.

Por lo general, con lesiones extensas, el proctólogo insiste en abrir inmediatamente un absceso, limpiando la cavidad purulenta. Solo después del éxito de la primera etapa se permite proceder a neutralizar el pasaje mismo. Por lo general, entre las etapas lleva aproximadamente una semana y media. El cirujano anunciará el término exacto, en función de la dinámica individual de la recuperación de la sala.

Unos días antes de la fecha señalada, el especialista enviará a la persona que solicitó ayuda a:

  • rectoromanoscopia, que ayuda a evaluar el estado interno de los tejidos;
  • fistulografía, que cubre el estudio radioopaco;
  • examen de ultrasonido;
  • tomografía computarizada de los órganos pélvicos para evaluar la condición de los órganos internos adyacentes.

No sin un paquete de prueba estándar, que incluye un análisis de sangre, orina, bioquímica, electrocardiograma, fluorografía, la conclusión de un ginecólogo, un terapeuta. Por separado, se realiza una prueba alérgica preliminar, que le permite bloquear los riesgos de shock anafiláctico debido a la intolerancia a los componentes de la anestesia.

Pacientes especialmente notables que tienen una serie de dolencias crónicas. Primero tendrán que consultar con médicos de perfil estrecho, quienes deben revisar el programa de tratamiento aprobado actual para eliminar el conflicto de medicamentos.

Pero está estrictamente prohibido cambiar o interrumpir el régimen de medicación prescrito. Es probable que el médico tratante recomiende esperar unas semanas hasta que se complete el curso y luego proceder a la cirugía. La regla se aplica a aquellos que sufren:

  • insuficiencia cardíaca
  • hipertensión
  • disfunción respiratoria;
  • diabetes mellitus

Si la situación se descuida, no se puede prescindir de la siembra de laboratorio de secreciones fistulosas para determinar la sensibilidad a diferentes grupos de antibióticos. El resultado de la siembra ayudará a identificar el agente causante de la infección.

Cuando se trata de un curso lento de la enfermedad, es más efectivo comenzar el curso con terapia antiinflamatoria. Incluye agentes farmacológicos antibacterianos, seleccionados de acuerdo con los resultados de un estudio clínico de siembra. El tratamiento local destinado a lavar el área problemática con soluciones antisépticas especiales no interferirá.

Aproximadamente tres días antes de la fecha señalada, se prescribe una dieta, que excluye los alimentos con fibra y provoca una mayor formación de gases. Estos incluyen:

  • verduras y frutas en su forma cruda;
  • pan negro
  • legumbres
  • dulces
  • leche pura
  • Bebidas gaseosas.

La noche anterior es limpiar los intestinos con un enema o tomar medios farmacéuticos. La lista de estos últimos debe aclararse de antemano con el médico tratante. También es necesario eliminar el vello del área de la entrepierna.

Antes de enviar una sala de escisión por ondas de radio u otro tipo de procedimiento a la sala, un especialista definitivamente verificará las posibles contraindicaciones para sus salas. Las prohibiciones médicas incluyen:

  • estado grave general;
  • lesiones infecciosas en el período pico;
  • descompensación de enfermedades crónicas;
  • problemas con la coagulación de la sangre;
  • insuficiencia renal
  • insuficiencia hepática

Los médicos coinciden en que durante un enfriamiento persistente del proceso inflamatorio, cuando no hay elementos que se destaquen de la fístula, no es necesario realizar el procedimiento. Esto se explica por el hecho de que el agujero podría ser atraído temporalmente hacia el tejido de granulación. Encontrarlo, especialmente con un diámetro pequeño, será una tarea difícil.

Clasificación operacional

Independientemente de si la técnica se implementa con una ligadura o una técnica más simple, se le muestra anestesia general o epidural al paciente. La razón de esto es la necesidad de relajar completamente los músculos. Para la conveniencia de la víctima, se le ofrece sentarse en una silla proctológica especial, que se asemeja a una silla ginecológica ordinaria.

Según el tipo de agujero y otras características de la patología, el médico elegirá uno de varios tipos de métodos de escisión:

  • disección
  • una incisión a lo largo de toda la longitud, seguida del cierre o descenso de esta etapa;
  • ligadura
  • eliminación con plástico;
  • cauterización láser;
  • Relleno con materiales biológicos.

Al mismo tiempo, las versiones intraesfínter y transesfínter se neutralizan necesariamente hacia la cavidad rectal en forma de cuña. Incluso los sitios de la piel y la celulosa que los acompaña están nivelados. Si es necesario, permite la sutura de los músculos del esfínter, que es característico de la derrota de las capas más profundas.

Si hubo un lugar de acumulación purulenta, primero se abre, se limpia y luego se drena. La superficie abierta de la herida está cubierta con un hisopo de pomada.

Para simplificar la implementación de las acciones del hogar, se instala una tubería de vapor a la víctima.

Es mucho más difícil para quienes se han convertido en víctimas de fístulas extraesfínter. Debido al hecho de que son mucho más profundos, aumenta su longitud.

A menudo afectan dos zonas profundas:

  • pélvico-rectal;
  • recto ciático

La presencia de varias ramas de cavidades purulentas complica el trabajo del cirujano, que tendrá que eliminar todo lo anterior y, al mismo tiempo, detener la conexión con el recto. Además, tendrá que ocuparse de una intervención mínima en el esfínter para evitar su falta de funcionalidad en el futuro.

Para aumentar las posibilidades de un resultado exitoso, los médicos atraen activamente una ligadura. Después de cortar el agujero peligroso, se introduce un hilo de seda en su parte interna a lo largo de la formación, conduciéndolo hacia afuera. Es necesario tender el hilo para que esté más cerca de la línea media del ano. A veces no puede prescindir de enhebrar el corte, pero tal sacrificio está justificado. A continuación, la ligadura se ata al estado de circunferencia completa de la capa muscular del ano.

Durante cada ligadura, la ligadura se aprieta gradualmente hasta la erupción final de la musculatura. Gracias a un enfoque tan cuidadoso, resulta cortar el esfínter gradualmente para no activar el mecanismo de su falla.

Otra opción para el desarrollo de eventos es la extracción del orificio con el posterior cierre del interior del trapo de la mucosa rectal.

Guía de recuperación rápida

Para que la rehabilitación se complete lo antes posible, deberá cumplir con el reposo en cama durante los primeros días. Tendrá que gastar un poco más de una semana en seguir las reglas de la terapia antibacteriana individual.

Después de la neutralización exitosa de la lesión, tendrá que trabajar duro para retrasar la silla durante unos cinco días. Ayudará en esta dieta dietética especial, dirigida a la ausencia de formación de escoria. Si hay peristalsis mejorada, el médico le recetará la medicación adecuada para aliviar los síntomas.

El primer vendaje ocurre al tercer día. Aquí vale la pena prepararse para el hecho de que el proceso en sí es bastante desagradable, por lo tanto, los médicos en las primeras ocasiones prefieren llevar a cabo el alivio del dolor con medicamentos anestésicos.

Los tampones previamente colocados en la superficie de la herida se impregnan primero con peróxido de hidrógeno y luego se eliminan. La herida en sí misma también se trata con peróxido de hidrógeno junto con antisépticos, y luego se llena libremente con tampones frescos con ungüento. Para acelerar la curación, se inserta una tira con ungüento en el recto mismo.

Y ya después de la cuarentena de cuatro días, se permite el uso de velas especializadas. Si al día siguiente después de esto para defecar falla, entonces debe usar un enema de limpieza.

La lista de productos aprobados por primera vez en el postoperatorio incluye:

  • sémola hervida en agua;
  • caldos
  • Empanadas al vapor;
  • pescado hervido
  • tortilla

Pero no hay una limitación particular en la bebida. Pero todas las comidas servidas en la mesa no deben ser saladas, no incluir condimentos.Unos días más tarde, mientras mantiene una dinámica positiva, se le permite agregar algunos productos más al menú principal:

  • puré de papas y remolachas hervidas;
  • productos lácteos fermentados;
  • puré de frutas y manzanas al horno.

Aún así, los refrescos, las verduras crudas con frutas, las legumbres y las bebidas alcohólicas aún están prohibidas.

Después de cada viaje al baño para facilitar el estado y desinfección adicional tendrá que hacer baños sedentarios. El proctólogo selecciona la solución para ellos individualmente. Él dirá exactamente cuándo puede quitar las costuras, pero el período promedio suele ser de aproximadamente una semana. Se necesitarán algunas semanas más antes de la curación final.

La incontinencia parcial de heces y gases en los próximos meses es una reacción estándar del cuerpo, por lo que esta no es una razón para hacer sonar la alarma. Para mejorar el cuadro clínico, es necesario entrenar los músculos del esfínter, utilizando un conjunto especial de ejercicios para esto.

Riesgos de complicaciones.

Incluso si el procedimiento lo realiza un cirujano experimentado con la ayuda de personal médico calificado, todavía hay un pequeño porcentaje de probabilidad de complicaciones. Si la intervención se realizó en un hospital, el 90% de los pacientes se están recuperando de acuerdo con un plan estándar.

Pero algunos debido a la naturaleza del organismo, o errores médicos, tienen que soportar una serie de efectos secundarios. Entre ellos, el sangrado más común ocurre no solo durante el procedimiento, sino también después de su finalización.

Incluso con menos frecuencia en la práctica médica, se registra el daño a la uretra. Pero la supuración de la herida postoperatoria generalmente siempre recae en los hombros de la víctima, que no ha ejecutado cuidadosamente los preceptos de las normas de higiene personal.

La recaída ocurre solo en el 15% de los casos, lo que provoca una forma crónica del curso. Pero incluso con eso puedes pelear.

En algunas víctimas después de la cirugía, la viabilidad del esfínter anal ni siquiera se ha recuperado parcialmente. Esto garantiza la incontinencia de heces y gases, lo que complica enormemente la vida social. Para evitar esto, los expertos aconsejan buscar ayuda calificada en una etapa temprana de la formación de la fístula.

Loading...