Investigación médica y diagnóstico.

Radiografía (radiografía) de la glándula tiroides

El examen de rayos X de la glándula tiroides es un estudio que se relaciona con los métodos de diagnóstico de radiación. Con la ayuda de los rayos X se pueden considerar cambios fisiológicos en la glándula, así como su ubicación. En otras palabras, los resultados del estudio pueden determinar la presencia de estructuras patológicas.

La técnica a menudo se usa para diagnosticar enfermedades de la tiroides, pero su valor principal es la capacidad de evaluar el tamaño de la glándula tiroides. La radiografía puede mostrar la presencia o ausencia de bocio retiniano, la presencia / ausencia de calcificaciones, etc.

¿Quién designa los diagnósticos?

El radiodiagnóstico de la glándula tiroides suele ser recetado por un endocrinólogo, y un terapeuta, un oncólogo y un cirujano también pueden escribir una referencia. En cualquier caso, cuando aparecen molestias o problemas de salud, debe consultar a un médico.

Dónde realizar investigaciones

Este procedimiento puede llevarse a cabo en instituciones médicas públicas, en centros especiales de diagnóstico. Es importante que el equipo necesario y un radiólogo competente estén presentes en la instalación.

Cuando se muestra radiografía

Este estudio se prescribe extremadamente raramente, ya que hoy en día existen métodos más seguros y precisos. Se puede obtener una cita para un estudio si se visualiza el bocio, en caso de trastornos del esófago o la tráquea.

Durante el procedimiento, puede encontrar: metástasis que permanecen después de la eliminación del cáncer; la presencia de hipertiroidismo e hipotiroidismo; Determinar el límite entre el nodo y la lesión difusa.

Es importante comprender que este tipo de investigación tiene un efecto negativo en todos los demás órganos vitales, ya que la carga de radiación aumenta al menos diez veces.

Contraindicaciones para el radiodiagnóstico.

Procedimiento estrictamente contraindicado para mujeres durante el embarazo, en la infancia, para personas con cáncer, con sistema cardiovascular deteriorado, en presencia de insuficiencia renal, con implantes metálicos en el área de estudio. En cualquier caso, antes de pasar la radiografía, el diagnóstico lo instruirá, y el médico antes de las instrucciones de alta determinará la presencia de contraindicaciones.

Cómo prepararse para la investigación en la máquina de rayos X

La radiografía de la glándula tiroides generalmente se realiza sin contraste, por lo tanto, el paciente no necesita preparaciones especiales. Lo primero que debe hacer es exponer completamente el torso, quitarse el pelo largo, quitarse todas las joyas. Se recomienda abstenerse de los alimentos que contienen yodo antes de realizar el procedimiento. El paciente es trasladado a un sofá especial. Frente al área de la glándula tiroides hay un aparato de rayos X. El asistente de laboratorio coloca un delantal especial de plomo en los órganos urinarios.

Después de que se hayan llevado a cabo todos los procedimientos preparatorios necesarios, todo el personal abandona la sala (el diagnóstico trabaja en una cabina especial). Durante el período de fotografía, el paciente necesita contener la respiración (el técnico de laboratorio informa sobre esto).

En total, el procedimiento dura hasta 10 minutos.

El radiodiagnóstico es un procedimiento indoloro, pero hay algunas molestias (contener la respiración intermitentemente y estar en una posición estática). Solo con la estricta observancia de reglas tan simples puede obtener imágenes correctas, confiables y claras.

Resultados de decodificación

Después del procedimiento, se realizan las siguientes acciones:

  • el diagnosticador después de 30 minutos entrega las imágenes terminadas al médico o al paciente;
  • el médico realiza un análisis completo de las imágenes tomadas;
  • se hace un diagnóstico (si estos estudios son insuficientes, se escribe una referencia para una resonancia magnética o tomografía computarizada);
  • Se selecciona el tratamiento y se prescribe una dieta adecuada.

No se recomienda tratar la enfermedad y recetar una terapia farmacológica por su cuenta, para no agravar la situación.

¿Qué enfermedades pueden determinarse por rayos X?

Los cambios difusos en la glándula generalmente son imposibles de determinar al palpar los ganglios, y las radiografías muestran la presencia de un órgano agrandado en toda su área. Si los ganglios del órgano son palpables, podemos suponer la presencia de un tumor y, en este caso, se recomienda someterse a un diagnóstico por resonancia magnética.

Con la ayuda de rayos X y contraste, se pueden distinguir conceptos como cambios difusos en la glándula y bocio nodular difuso.

A veces, la enfermedad se desarrolla como un bocio retroesternal, se puede visualizar fácilmente en rayos X.

El bocio nodular tóxico se detecta con contraste de yodo. El yodo se acumula en el nido.

Los cánceres de la glándula tiroides que usan rayos X son extremadamente difíciles de determinar, por eso se les prescriben estudios paralelos de ecografía y biopsia.

Los ganglios tiroideos pueden ser: quísticos, sólidos y mixtos.

Nódulo quístico de forma ovalada o redondeada con presencia de ecogenicidad homogénea y contornos claros. Aparece a través del crecimiento de los tejidos foliculares. Debido a los contornos uniformes, es bastante simple visualizar con una radiografía un nodo y su forma.

Un nudo sólido tiene una estructura densa, este tipo puede examinarse en el diagnóstico por ultrasonido, pero en las imágenes de rayos X será imposible ver su cavidad anular (tiene contenido líquido).

Es importante tener en cuenta que, independientemente de la carga de radiación en el cuerpo, el diagnóstico por rayos X es la única técnica que le permite determinar de manera confiable la presencia de metástasis de cáncer de tiroides.

La emisión de radio para la glándula tiroides es completamente inofensiva, y todos los demás órganos durante el período del diagnóstico simplemente se cierran con placas, collares y delantales especiales.

Cuando se recomiendan los más mínimos problemas de salud, consulte a un médico, ya que el funcionamiento incorrecto de la glándula tiroides puede tener graves consecuencias para todo el cuerpo.

Loading...